Blogia
Frustarado. Memorias de un paraguas transilvano.

......

...... Ya no es solo que la primera palabra con la que te reciben las secretarias es "No". Te acabas acostumbrando a que los programas de los ordenadores que hacen las matrículas no sigan orden ni concierto. Aceptas con resignación que después de estar dos semanas cuadradando escrupulosamente los horarios (en Julio y con el calor) por ser previsora y que no te pille el toro, compruebes que el horario que te ha servido de guía, ha mutado y puedes comértelo aliñado con un poco de la mala leche que te rezuma por las orejas. Consigues no odiarte a tí misma demasiado, cuando después de llegar a casa, te das cuenta de que no has copiado los exámenes de septiembre. Pero si cuando decides madrugar otro día más, exprimiendo al máximo el resto de tus esperanzas, mirando con buenos ojos el día que se presenta, que parece que te sonríe porque está nublado y no hace calor, y llegas a la facultad y un apagón general provoca que el zulo en el que está la secretaría dónde has de consultar los horarios parezca el mismísimo culo de una cucaracha de lo negro que está....solo te queda pensar que el mundo se está vengando de tí.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres