Blogia
Frustarado. Memorias de un paraguas transilvano.

La imagen sin imagen.

La imagen sin imagen. Sé que en el cuarto piso de un bloque de la calle de atrás, están viendo la misma serie televisiva que se ve en el comedor de mi casa. Las luces cambian y titilan a la vez, ofreciendo un resplandor inquietante. Los mismos diálogos pero, quizá, recibidos de una manera diferente.

Sé que en el primer piso del portal contíguo, también están mirando lo mismo en el televisor. O tal vez se hayan quedado dormidos sin prestarle ninguna atenicón.

Sé que en el bajo de un edificio de la misma calle, ven otro programa diferente. Más pausado, más calamdo, y en el primer piso de enfrente se acaba de hacer la oscuridad total, que suena a sueño pero no a descanso.

A través del patio, la luz de una cocina delata presencia. A mí solo me ilumina la bombilla del frigorífico y bebo agua mientras pienso en un vecino de 18 años al que suele acompañar en coche un amigo que no se marcha hasta que ha cruzado a la seguridad del portal.

Y por la mañana todos volveremos a ser desconocidos.

La ciudad por la noche tiene mucha más vida.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

la sombrilla insolada contesta: -

¡Ah! y también cuentan los que escribían en un blog pero ya no lo hacen, porque se les echa de menos.

la sombrilla insolada contesta: -

¿Qué si cuentan los que escriben en un blog? ¿Y los que hacen comentarios? Cuentan mucho, mucho, mucho, mucho, mucho más de lo que pensáis.

Periko -

cuentan los que ponen comentarios?

carlos -

te ha faltado los que escriben en un blog... esos... esos son los IMPRESCINDIBLES!!!

*

nadie -

Presta atención.
Por la mañana todos también tienen la misma cara de sueño que tu. Y aquel de la esquina lee el mismo periódico que tu. Y la chica de las gafas repasa sus apuntes, como deberías hacer tu.
No son TAN desconocidos.

Periko -

Mañana nos cruzaremos en un vagón de metro, srta sombrilla, esté atenta, le haré un gesto. Puede que le pase inadvertido. Y si no soy yo, será mi doble

Deckard -

- Debe sentirse muy sola aquí, S.I.
- Hmm .... En realidad, no. Me construyo amigos. Son juguetes. Mis amigos son juguetes. Los hago yo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres